Tipos de pensiones en el sistema español

grandparents-1054311_640

Existen varios tipos de pensiones, no todas se basan en las cotizaciones que haya hecho un trabajador a lo largo de su vida laboral, hay prestaciones que no tienen nada que ver con este sistema y que entran en el sistema nacional de pensiones.

  • Pensiones contributivas: Se las conoce como prestaciones económicas. Su cuantía se calcula en función del tiempo que ha cotizado una persona, así como la cantidad, ya que el total se estipula respecto al salario percibido. La duración de esta prestación es indefinida y se establecen mediante una relación previa jurídica con la Seguridad Social. La suma se determina según los aportes del trabajador y la empresa o el ente público, dependiendo del tipo de trabajo desempeñado.

Básicamente, existen unas tablas que calculan el porcentaje en relación a los años cotizados. A partir de los quince años cotizados ya se puede percibir una pensión contributiva, a partir de los 35 se podrá percibir el 100% del sueldo.

Debido a situaciones laborales peculiares, existen oficios en los que se permiten jubilaciones anticipadas. Normalmente estos empleos están asociados a riesgos, toxicidad y otras razones.

Para percibir una contributiva en condiciones normales debes tener al menos 67 años independientemente de los años cotizados.

  • Pensiones no contributivas: Se dan a ciudadanos que se encuentran en una situación anómala y no pueden subsistir por sus propios medios. A diferencia de las anteriores no es necesario haber cotizado para optar a recibirlas. Este tipo de contribución es gestionada por las Comunidades Autónomas a diferencia de las anteriores, gestionadas por el Estado.

Hay dos pensiones muy comunes de carácter no contributivo, las de invalidez y las de viudedad. Las primeras son concedidas a personas que se ven impedidas de manera física o mental para desarrollar los trabajos más comunes. Existe una partida de gasto que es destinada a proteger a este sector de la población por medio de este tipo de retribución. Las de viudedad se conceden a personas que han vivido en pareja y que, por muerte del cónyuge, han quedado sin percibir ningún ingreso. A esta gente se la suele conceder una prestación para que no queden sin ingreso alguno.

Estas dos son las más comunes, aunque existen otros tipos de pensión no contributiva.

Estos son los tipos más comunes de pensión que contempla en sistema nacional de pensiones, si tienes alguna duda o sugerencia puedes escribirnos un comentario en nuestro blog.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *